lunes, 27 de agosto de 2018

Qué es lo que quieren decir cuando dicen "Outlet"

  
      Ayer, organizada por la Asociación de Empresarios de la Ribagorza, se celebraba en la plaza Mayor de Graus una nueva edición de la Feria de oportunidades. Muchas personas se refieren a este tipo de eventos como Outlet.
       En nuestro idioma tenemos muchas y variadas palabras y expresiones para emplear en lugar del anglicismo. En mi empeño constante por evitar la colonización de nuestra lengua por barbarismos innecesarios, aporto este granito de arena con esta reflexión.
     La palabra sajona "outlet" vendría a significar en nuestra lengua "salida", "desembocadura", "desagüe" y "aliviadero o vertedor" y se utiliza, en el ámbito del intercambio comercial, para designar al comercio o evento que sirve para dar salida a productos de almacen, existencias o aquellas provisiones (en nuestra lengua lo que llaman stock) que no han tenido la venta esperada. 
     Para referirnos a una situación como la anterior, tenemos expresiones tan hermosas como "liquidación de existencias", "feria de oportunidades", "saldos", "rebajas", "descuentos", "gangas"...

    Y, en esta salida de mi persona, mi taller, mis productos, a la calle, encuentro siempre personas, situaciones y momentos que me llenan de sorpresa, alegría o maravilla. 

     No quiero, como decía Machado, ser el necio que confunde el valor con el precio y, además de agradecer al público cliente las compras, doy gracias también por todas esas situaciones valiosas que contemplé ayer y que me ayudan, como siempre, a entenderme y entender el mundo mejor.

     De muestra, un botón: Laia, unos cuatro años, eligiendo una pulsera que le compraban sus padres que alternaban euskera y castellano para dirigirse a ella y a mí. Laia, expresando sus dudas porque "las pulseras le gustaban casi todas porque eran muy bonitas" Laia, eligiendo la pulsera que, a todas luces, era la que menos interés despertaba en ella pero que era la que le estaba recomendando su hermano -apenas dos años más que ella-  porque "ese es el color que más te gusta, Laia" (añado lo que en la lectura de la frase anterior no se ve ni se oye: un tono dulcísimo de cariño, la cabeza del hermano inclinada sobre la de la niña y la mano de éste amorosamente colocada bajo el antebrazo de la niña cuya mano movía todas las pulseras expuestas como si de una mesa de trileros se tratase -ante la desesperación disimulada de los padres que permitían a la niña elaborar un criterio propio y que me miraban para medir el grado de incomodidad que la situación pudiera producirme y gesticulaban agradeciendo mi paciencia-).

Eskerrik asko, Laia y familia.
Os dejo con lo que encontré en la salida que hice ayer también pero unas cuantas horas más tarde.
     


sábado, 11 de agosto de 2018

Secastilla. Verano del 2018. Taller de chapas.

   
       Ayer, durante buena parte de la mañana, disfrutamos en Secastilla, con niños y adultos, estimulando la creatividad y la imaginación de los más pequeños y saboreando el placer que producen las actividades compartidas. Trabajar, experimentar, disfrutar en compañía, permite descubrir cosas de una misma y aprender cosas nuevas de y junto a las demás.
      Empezamos unas quince personas y al cabo de media hora éramos más de veinte. Más de tres horas de expresión artística que dejó buenas muestras del rico mundo interior de peques y adultas.

En el porche del Ayuntamiento de Secastilla
      La diversión acompañó todo momento a reflexiones acerca del origen de la palabra "chapa", a su campo semántico y a expresiones populares como "estar sin chapa" o "no dar ni chapa". Las personas menudas se acercaron al conocimiento de una época en la que no existían envases de plástico y se usaba la cerámica, el papel, las botellas de vídrio retornable, la madera y la lata.

Foto cedida por el Ayuntamiento de Secastilla


     El indicador infalible de que un taller está marchando por el buen camino es cuando se produce esa algarabía maravillosa que se da entre personas que, apenas minutos antes no se conocían, y comparten herramientas, pinturas, comentarios, bromas, risas...

Aprendiendo los nombres de los asistentes

     El complemento final a la fase de creación hizo la maravilla de todas las personas asistentes: mediante unas máquinas, cuyos mecanismos conocieron y pudieron accionar con ayuda, sus dibujos se convertían en broches para poner en la ropa o en imanes abrebotellines para colocar en la puerta del frigorífico o entregar como regalo (la mayor parte de los casos).

Lata, chapa, metal...hierro y los imanes que se adhieren.


      Y, como siempre, recalcar que tan importante, o más, es el proceso como el producto, que de los errores se puede sacar algo hermoso a veces y, en cualquier caso enseñanza, que cada uno tiene que ser el juez de su obra o trabajo y que no hay que ceder a las lusingas ni a las descalificaciones porque bonito y feo son términos relativos y dependen de los gustos de cada cual, que pedir ayuda sienta bien y compartir los logros y satisfacciones hace que estas sean mayores; que reírse de uno mismo es genial y si algo no nos sale como habíamos pensado es preferible bromear con ello que frustrarse o enfadarse y que...divertirse en grupo, en un pueblo, en verano, es de lo mejor del mundo mundial.

     Os dejo con unas cuantas imágenes para que os llegue, a quienes no pudísteis venir, un poco del buen humor que se creó la otra mañana en Secastilla.






















viernes, 27 de julio de 2018

Airosa. Abanicos pieza única. Colección 2018

  
     Hace calor, mucho calor...como decía una de mis canciones favoritas de Henri Salvador,
Hace calor de verano.
Verano.
Calor.
¡Bien!
     Todo pasa y todo queda...pero lo nuestro es...
     Hay que buscar el fresco del verano: la sombra de los árboles, la brisa de la montaña, el agua de los ríos, el granizado artesano de limón del "Kioskety(el quiosco de Kety en Aínsa), los patios de las casas de antes, las umbrías del bosque bajo, los abanicos...
    Mañana, en Graus, presentamos los abanicos de la Colección Airosa del 2018.
Todo el día en la calle, en la Res Publica. 
Ven y compartiremos conversación, risas, miradas y...el aire que es de tod@s.

Airosa. Colección 2018




lunes, 21 de mayo de 2018

Vermú flamenco. El "Niño de la fragua" con Joselito de Pura. Reseña y galería fotográfica


      En una mañana de mayo, bajo unas nubes de zinc que gruñían y amenazaban en falso con bajar hasta la tierra y soltarnos el látigo de sus hilos de plata, hemos podido escuchar la voz de Niño de la Fragua y la conversación de Joselito de Pura con su guitarra.


       Un público atento seguía con embeleso las explicaciones del cantaor acerca de los modos, la génesis, los motivos y temas del flamenco y los usos y costumbres que se acompañan con este cante, las relaciones entre las personas que lo cultivan, los lugares donde se cobija, se recoge y se expande y la forma que Niño de la Fragua tiene de entender su relación con este vehículo expresivo, esta forma de ser y estar en el mundo...

   
Joselito de Pura: sobriedad y elegancia en la ejecución, habilidad y sentimiento en el toque, virtuosismo en la interpretación y mucha emoción y sentimiento transmitidos.


    Bulerías de Jerez sonando cerca de los Pirineos.

    
La voz de Niño de la Fragua se adelgaza hasta convertirse en una aguja diamantina que se cuela por el oído y llega a la emoción hasta conmover sus fibras más sutiles.

       
Momentos de delicadeza sonora que se queda en el aire revoloteando como una abeja cargada de néctar que ha visitado muchas flores y que sueña la miel.

   
Y, de repente, se encrespa el agua. Las olas suben y arremolinan a su paso caracoles, arena y destellos. La voz se hace cresta de espuma y se va hacia arriba, te arrastra y te llena de algas y sol antes de depositarte de nuevo en la orilla...


    ...y sientes el latido del propio corazón como un compás ajeno


Y las manos que tejen notas en las cuerdas, aseguran una red bajo la cascada de timbres.    


 El colchón sonoro redondea los bordes y angulosidades del prosaico espacio sin música, y entonces salta la voz singular: la guitarra ya no es mero acompañamiento. Habla, nos interpela, nos acaricia y nos sacude.



Los silencios, tan elocuentes, tan sonoros.

 

Todo el conocimiento, el cuerpo, la mirada orquestados para seguir a la intención.

 

  Hay quien toca, hay quien acaricia.


 La sonrisa del aire.


 El batir rítmico del nacer de las olas


El aleteo casi imperceptible de las comisuras del ser


Fundirse con el aire que ya no está ni dentro ni fuera, volverse líquido, paladear la luz.


Y un recogimiento para atrapar lo cierto y poder darle forma, poder compartirlo...


        La poesía está en los ojos de un niño que a mi taller, con sus esculturas en forma de pez colgando del techo, lo llama acuario...hoy, como el agua clara que baja del monte, fluía todo en el taller y el cristal líquido de la voz del Niño de la Fragua y las olas empujadas por las manos de Joselito de Pura nos han mecido y acompañado para viajar desde las sierras prepirenáicas hasta Chiclana y Jerez de la Frontera...

        Gracias al centenar de personas que se han acercado hasta el taller desde diferentes localidades y decir que he lamentado y sentido mucho el que tantas hayan tenido que seguir el evento desde la calle al haberse superado el aforo del taller...El agua se ha desbordado.


(Fotografías cortesía de Gabriela Fernández Jentsch)

LA PRENSA SE HACE ECO DEL PASO DE NIÑO DE LA FRAGUA Y JOSELITO DE PURA POR EL ALTO ARAGÓN


Artículo de prensa en Ganas de Vivir, versión digital
 
Recortes de prensa con reseña y crítica musical del Diario del Alto Aragón 
 
 




domingo, 13 de mayo de 2018

Vermú flamenco. El "Niño de la fragua" con Joselito de Pura. De Jerez a Graus.

         El próximo domingo, día 20, celebraremos en el taller un evento singular para estas sierras prepirenáicas.
         Os invitamos a un "Vermú flamenco" en el que traeremos hasta Graus los aires del valle del Guadalquivir, la música de Jerez de la Frontera.
         Cantar es hablar con todo el cuerpo y El Niño de la Fragua, cantaor jerezano de raigambre, nos contará y nos cantará, acompañado por Joselito de Pura a la guitarra, sobre los límites impuestos. Nos hablará de la falsa apariencia de libertad que aparece cuando una persona se expresa y su palabra no está acompasada con un pensamiento libre y una acción decidida y valiente en cada ámbito de lo cotidiano.
      Nos contará y nos cantará con esa elegancia, esa humanidad desbordante y esa profundidad de sentimiento y pensamiento que caracteriza el discurso y el cante de Pedro Garrido, Niño de la Fragua.

        Cantaor y guitarrista cerrarán el día de antes la décimo octava edición de la Primavera Flamenca de Huesca en la Casa de Andalucía en Huesca y, tras la celebración del encuentro con el público en la Ribagorza, marcharan raudos hacia Zaragoza para impartir una clase magistral.



 

Niño de la Fragua, el Cantaor

Así es como de pequeño se conocía a Pedro por frecuentar el lugar de trabajo de su abuelo, Tío Juane, que era fragüero, artesano del hierro, y éste fue el nombre artístico que mantuvo cuando comenzó a cantar profesionalmente a los quince años de edad.

Es cantaor de Flamenco y diplomado en Magisterio, y el pasado mes de Junio de 2017 presentó su primer trabajo discográfico de su propia cosecha y producción, que tituló “Libertad Condicional”.

Este disco supone su presentación oficial a pesar de tener una amplia trayectoria y de haber conseguido premios importantes como el Nacional de Cante por Alegrías de Cádiz, en 2013, o de haber sido segundo clasificado del Nacional de Córdoba en 2014.

Ha dirigido y producido espectáculos como el de apertura de la XXX Fiesta de la Bulería, en 2017, que obtuvo unas críticas y comentarios muy favorables, o la Navidad Flamenca en el “Teatro Villamarta”, en 2016, que se presentó con un lleno absoluto y fue del total agrado del respetable.

Pedro aspira a que este disco —resultado de su toma de conciencia personal y social— muestre por qué es como es. Quien lo escuche conocerá al niño que corría por la fragua de Tío Juane, su abuelo; y conocerá también a una persona que hoy se esfuerza por ser comprometida, agradecida, respetuosa y nunca cobarde. Un cantaor de familia gitana fragüera que ha pasado por la universidad; que vive a un tiempo el clasicismo y la vanguardia, que bucea en la herencia para dar sentido a su presente y a su futuro. Que busca la inspiración, no directamente en los creaciones de aquellos viejos maestros, si no donde ellos la buscaban, en la propia experiencia.

Como principio vital, ejerce la curiosidad y la rebeldía. Lucha por salir de los patrones impuestos que nos dejan las facultades mermadas, la creatividad dirigida y la imaginación dormida. “Creemos practicar la libertad de expresión sin darnos cuenta de que han cercenado nuestra libertad de pensamiento. Es como vivir en Libertad Condicional”.

Pedro necesita vivir, y necesita cantar; quiere sentirse útil y libre. Y sólo cuando su cante revela sus verdades siente que la vida le retira la Libertad Condicional. Entonces, y solo ahí, se siente el auténtico y el único que en el fondo todos somos. Ahí, es cuando la boca le sabe a Libertad, se relame, saborea, sonríe y es casi feliz.



El trabajo discográfico: Libertad Condicional

En este trabajo han colaborado guitarristas de primer nivel como Diego del Morao, Manuel Parrilla, Manuel Valencia, Juan Diego Mateos o José Luis Montón. Además están el pianista Jesús Lavilla, la armónica de Diego Villegas y el violín de Bernardo Parrilla. Por otro lado las percusiones de Carlos Merino y Luis Carrasco.

Este trabajo nació el pasado mes de Junio de 2017 y fue presentado en los “Claustros de Santo Domingo”, Jerez de la Frontera, con un lleno absoluto y unas críticas excelentes.

El cantaor considera que más que un disco, este trabajo es una banda sonora, un hijo sonoro. En cada uno de sus cantes se traslada a momentos con especial relevancia de su vida, revive experiencias, como por ejemplo en el caso de Baluarte, las Alegrías de Cádiz con las que obtuvo el premio nacional, o los Tangos Ruta del Desengaño, en el que describe su primer amor.

En otros cantes rinde homenaje a figuras influyentes para él como el caso de la Malagueña, en la que recuerda al Chato de las Ventas, cantaor víctima de la libertad de expresión en plena Guerra Civil, o Libertad Condicional, los Martinetes, donde recuerda a su abuelo y a autores/pensadores como Saramago o J. Luis Sampedro. En otros casos pone a disposición del oyente reflexiones e ideas convertidas en cante como Corona de Rey, la siguiriya, o la rumba Ministerio del Interior, que aparece como Bonus Track.







 Artículos de prensa con información sobre horarios, lugares, precios, etc. de la Primavera Flamenca de Huesca.

 Diario del Alto Aragón
  Heraldo
 Ganas de Vivir


Información sobre la clase magistral en Zaragoza el día 20 de mayo:
Flam&co




Os recomiendo también, encarecidamente, leer esta entrevista, de corazón a corazón, en la revista "deflamenco"

Fotografía cortesía de Tamara Marban

Y para quienes no podáis venir, os invito a escuchar a Niño de la Fragua (cantando temas de su "Libertad Condicional") y Joselito de Pura (con temas de su disco "De Chiclana a la Carbonería) en este programa, "Foro flamenco", de Andalucía TV.