jueves, 24 de marzo de 2016

Buótticos. Serie GEMMADEU

    Tucúquere, caburé, Bubo bubo...
    Hay palabras de una sonoridad evocadora, de un ritmo en su dicción que nos lleva a la musicalidad de cantos primigénios.
    Hablo del Búho, del real y de las más de doscientas especies englobadas en esa denominación. Están en todo el planeta. Cuando recordamos uno pensamos en sus orejas que no son otra cosa que plumas alzadas (las orejas no se ven, son dos orificios junto a los ojos).
     He tenido la suerte de ver algunos, incluso en libertad. Un autillo se posaba con frecuencia cerca de la entrada de mi casa, en unos troncos de enredadera sobre el porche de entrada, y lo he visto mirarme cara a cara y salir volando delante de mí.
     Hay algo mágico en ellos: el silencio absoluto cuando se mueven.

" Estas aves son nocturnas, y pueden cazar en la oscuridad. Tienen mucho cuidado al intentar agarrar su presa, no hacen ni el más mínimo ruido y así la atacan"

     Así es también el trabajo de observación del artesano creativo: un desplazamiento en la oscuridad, observar con cuidado y, sin hacer ruido, cazar una idea al vuelo...
 
    Arcilla polimérica, acetatos de gafas reciclados, pan de oro y...acecho.

   Espero que os gusten.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haznos llegar tus opiniones, comentarios o sugerencias.